• Carla Pérez Martínez

Vínculo Prenatal: ¿Cómo es tu relación con tu bebé en el vientre?

Actualizado: abr 12

¿Qué es el vínculo prenatal?

Es el lazo emocional que se genera en la gestación entre la mujer y el bebé en su vientre.

Hace referencia a todo lo que la madre o el padre siente, piensa y se imagina cuando, por ejemplo, ve y escucha a su bebé en el ultrasonido o siente sus movimientos en el vientre.


¿Cómo conectas con tu bebé en tu vientre? ¿Cómo imaginas que será tu bebé? ¿Qué sientes cuando se mueve dentro de ti?

Mujer sosteniendo su vientre en gestación
Gestación. Foto: Camylla Battani

¿Por qué es importante este vínculo?

Se ha observado que el vínculo prenatal facilita la transición de la mujer a la maternidad, y del hombre a la paternidad.


La maternidad es un cambio de identidad que requiere de procesos emocionales en la mujer. Sentirte apegada a tu bebé desde el vientre hará más fácil este proceso, pues permite que la gestación sea no solo física, sino también emocional.


Papá o la pareja no gestante también necesita vincularse con el bebé en el vientre para dar paso a su p/maternidad.


Este lazo afectivo también promueve la protección y el bienestar del feto, por ejemplo, una mayor adherencia al seguimiento médico, mejorar la alimentación, hacer ejercicio, dejar el alcohol, tabaco, o drogas.


Algunos de los beneficios del vínculo prenatal son:

  • Facilita una sana relación con tu hija/o

  • Favorece el establecimiento de un apego seguro

  • Promueve una crianza más respetuosa y el sano desarrollo infantil


¿Qué influye?

El bienestar físico y emocional de mamá / papá es clave para el desarrollo del apego prenatal. Si mamá /papá se encuentran bien, estarán más disponibles para cuidar y querer a su bebé.

También influyen los pensamientos y las representaciones mentales acerca del feto. ¿Cómo te lo imaginas? ¿Qué atributos le das a tu bebé? ¿A quién se parecerá?

Estas atribuciones están basadas en el bebé imaginario que has creado desde tu infancia, y en el presente si patea mucho, si causa molestias…


El propio estilo de apego de la madre también influirá. Durante la gestación recordarás la relación que tuviste con tus padres cuando eras niña, cómo eran ellos contigo, cómo fuiste tú como hija y cómo te gustaría ser como madre. ¿Cómo han sido las relaciones que has establecido a lo largo de tu vida?


Gran parte de la capacidad para desarrollar una identidad materna positiva radica en la forma en la que construyes relaciones con otros y en cómo te ves a sí misma como proveedora de cuidados, como una madre suficientemente buena.


Mujer embarazada acariciando su vientre
Ilustración: Mamicha

¿Qué dificulta el desarrollo del apego?

Existen diversas situaciones que pueden dificultar el apego prenatal, aquí comparto algunas de ellas:
  • Pérdidas gestacionales previas por miedo a que ocurra otra.

  • Embarazos de alto riesgo.

  • Diagnóstico prenatal de enfermedad o malformación en el feto / bebé.

  • Depresión, ansiedad u otro malestar emocional en la madre durante la gestación.

  • Problemas de pareja.

  • Violencia machista en el hogar.

  • Estrés en el ambiente: enfermedad, muerte de familiares o amistades.

  • Preocupaciones financieras.


¿Cómo facilitar el desarrollo del apego prenatal?

Hablar, cantar, ponerle música, leerle un cuento a tu bebé son maneras sencillas de promover el vínculo con tu bebé en el vientre. Prueba la forma en la que te sientas más cómoda y sea más espontánea para ti.

-Escucha a tu cuerpo y a tu bebé. Confía en ti.


-Papá también necesita desarrollar este apego: como papá involúcrate, asiste a las consultas prenatales, escucha y ve a tu bebé en el ultrasonido. Fomenta el cuidado físico y emocional de mamá. Recuerda que cuidar a mamá es cuidar al bebé.


-Cuida de ti. La gestación reactiva experiencias pasadas positivas y negativas, miedos, alegrías, traumas y ciclos pendientes por cerrar. No dudes en buscar apoyo profesional para hablar sobre tus preocupaciones y temores y así prepararte para la maternidad.


Si necesitas ayuda puedes agendar sesión, desde cualquier parte del mundo, a través del formulario web o al correo: cpm.perinatal@gmail.com.


La gestación es una etapa especialmente favorable para asistir a psicoterapia y prepararte para la maternidad.