Señales de alarma en bebés

Actualizado: 21 de ago de 2020

Cuando un bebé o niña pequeña presenta MALESTAR puede manifestarlo:

  • Con llanto, irritabilidad, problemas para dormir o comer.

  • O a través de una señal silenciosa: el retraimiento social.


El retraimiento social es cuando un bebé se ausenta, no muestra señales de placer pero tampoco de malestar, no reacciona ante el ambiente.


Muchas veces estas señales pasan desapercibidas porque son silenciosas, porque, en comparación con el llanto, no llaman la atención del adulto.


Este comportamiento de “retraimiento”, es decir, cuando el bebé no interactúa, se ausenta, evita la mirada, es un signo de alarma que nos indica que algo está pasando con el bebé.


El retraimiento puede ser un signo de malestar orgánico (dolor, malestar en el cuerpo…) pero también de estrés emocional (cuando el bebé se siente sobrepasado, solo, triste, desprotegido).


¿Qué señales nos indican que un bebé tiene malestar orgánico (dolor) o emocional (estrés)?

Como mamá / papá necesitamos ser capaces de leer las señales de nuestro bebé para apoyarlo en su desarrollo o buscar ayuda profesional si pensamos que algo va mal.


También los profesionales de la salud debemos formarnos para saber interpretar el comportamiento de los bebés y así ofrecer un tratamiento oportuno.


Bebé sonriente viendo a la cámara
Bebé sonriente Foto: Shanice Mckenzie

Una herramienta que nos ayuda a identificar el malestar en bebés es la Escala ADBB (Guedeney, 2015), la cual evalúa:

  • Expresiones faciales: sonríe, hace gestos, frunce el ceño…

  • Contacto visual: busca y mantiene la mirada

  • Actividad corporal: mueve piernas, brazos…

  • Vocalizaciones: balbuceos, sonidos, imitaciones

  • Relación: busca la interacción

Normalmente los bebés son capaces de hacer todo lo anterior. Cuando un bebé parece más retraído o ausente, necesitamos saber qué le pasa.


Algunas situaciones en las que se recomienda tener un seguimiento psicológico y evaluar señales de alerta en el bebé son:
  • Bebés que han nacido de manera PREMATURA

  • Que han necesitado intervenciones MÉDICAS como oxígeno, incubadora, cirugías, etc.

  • Que viven en ENTORNOS muy ESTRESANTES (mamá / papá desbordados, deprimidos, ansiosos, o ambientes violentos)

  • Bebés que han tenido una EXPERIENCIA TRAUMÁTICA (separación de mamá, accidentes, enfermedad grave o prolongada)


Si tienes alguna preocupación por el desarrollo o el comportamiento de tu bebé, agenda una sesión psicológica, desde cualquier parte del mundo, a través del formulario web o al correo: cpm.perinatal@gmail.com


¡Estaré encantada de acompañarte a ti y tu bebé!